Blefaroplastía:

La blefaroplastía o cirugía de párpados recupera el aspecto juvenil y natural del rostro. Este método corrige de forma segura, rápida y eficaz, signos del paso del tiempo como las arrugas, excedente de piel o bolsas adiposas en los párpados.

Permite corregir el aspecto cansado de la mirada que se produce por el exceso cutáneo y por la laxitud de los tejidos que permiten que las bolsas grasas de los ojos se noten. A veces este excedente de piel es tan importante que dificulta la visión. La blefaroplastia permite sacar la piel sobrante y las bolsas adiposas que se forman tanto en el párpado superior como en el inferior brindando una mirada relajada y despejada.

Saber más

La cirugía de los párpados o blefaroplastia se realiza en el párpado superior y/o en el párpado inferior. Esta cirugía permite corregir el aspecto cansado de la mirada que se produce por el exceso cutáneo y por la laxitud de los tejidos que permiten que las bolsas grasas de los ojos se noten. A veces este excedente de piel es tan importante que dificulta la visión. La blefaroplastia permite sacar la piel sobrante y las bolsas adiposas que se forman tanto en el párpado superior como en el inferior brindando una mirada relajada y despejada.

 

En el párpado superior se deja una cicatriz muy fina la cual se disimula muy bien ya que se ubica en el pliegue natural del párpado. En el párpado inferior, dependiendo el caso, se pueden extraer las bolsas adiposas por una vía que se denomina transconjuntival (por dentro del párpado) que permite evitar hacer una incisión en la piel del párpado inferior. Si la piel es redundante en el párpado inferior se realiza una incisión a dos milímetros paralelo a su borde, la cual luego pasa desapercibida.

 

Esta intervención no elimina las ojeras ni las “patas de gallo” y tampoco eleva las cejas caídas. Aunque la blefaroplastia se efectúa muchas veces como único procedimiento, puede complementarse con otros, como, por ejemplo: lifting de las cejas, de la cara, injertos o rellenos grasos, dermoabrasión, etc.

 

La blefaroplastia superior e inferior suele durar entre una y dos horas aproximadamente.

 

Después de la cirugía, la inflamación y los hematomas suelen ser normales por lo que se sugiere colocarse compresas frías y la cabecera elevada para disminuir los mismos.  

INTERVENCIÓN

1 – 2 Horas

ANESTESIA

Local / Sedación