Fimosis:

¿En qué consiste? ¿Para qué sirve?

La circuncisión consiste en eliminar la piel del prepucio que no permite descubrir el glande (fimosis); en ocasiones la retracción del glande no se puede realizar debido a un frenillo corto por lo que será suficiente con la reparación de este. En determinadas circunstancias como algunas enfermedades del glande y/o del prepucio es preciso realizar la circuncisión, aunque no exista fimosis. Mediante este procedimiento se pretende facilitar las relaciones sexuales y disminuir el riesgo de molestias e infecciones. 

Saber más

¿Cómo se realiza? 

Esta intervención se realiza bajo anestesia local y no precisa hospitalización, salvo en niños. Se extirpa el prepucio y se dan puntos entre la piel del pene y la mucosa del glande dejando descubierto el glande en mayor o menor medida. Habitualmente el frenillo se secciona y sutura durante la intervención. Cuando solo es preciso elongar el frenillo, éste es seccionado sin extirpar el resto del prepucio. 

 

¿Qué efectos produce?

El postoperatorio suele ser corto y el dolor de la zona operada es habitualmente leve y transitorio y si fuera necesario, se calma mediante el uso de analgésicos.

 

¿En qué le beneficiará?

Mediante este procedimiento se pretende facilitar las relaciones sexuales y disminuir el riesgo de molestias e infecciones.

RECUPERACIÓN

3 - 4 días