Hilos tensores

La piel es una barrera infranqueable que nos mantiene alejados de los agentes externos que pueden dañar al organismo. Por este motivo, la aplicación de activos a través de la piel es un reto de muchos años de antigüedad. La micropunción es un procedimiento efectivo que va a facilitar la penetración de activos a las capas más profundas de la piel. Se trata de un dispositivo médico a base de micro-agujas, que al aplicar sobre la piel crea micro-orificios, que actúan a modo de túneles, de forma que los activos acceden a las capas profundas de la piel de manera rápida y efectiva. Al mismo tiempo, las micro lesiones producidas favorecen la reparación de la matriz dérmica, estimulando la producción de colágeno y elastina.  

Condiciones como daño por exposición solar, arrugas, pigmentación irregular, flacidez, celulitis, alopecia, cicatrices de acné o estrías pueden ser tratadas con este procedimiento.  

En algunas situaciones, esta técnica podría realizarse al mismo tiempo que otros procedimientos médicos o quirúrgicos.