Lifting

El paso del tiempo produce múltiples cambios en nuestro rostro. La piel va perdiendo su capacidad elástica de retracción, se presentan modificaciones en nuestros huesos con menor masa ósea y menor volumen óseo, y los depósitos grasos naturales van perdiendo sostén y comienzan a caer. Múltiples factores aceleran el proceso de envejecimiento: la exposición solar, los efectos de la gravedad, tóxicos como el tabaco y el estrés diario entre otros. Esto conlleva la aparición de surcos, la papada y la caída de las mejillas con pérdida de definición del contorno facial. 

El lifting permite reposicionar los tejidos en su ubicación correcta y remover el excedente cutáneo que se ha distendido con el paso del tiempo. A su vez, se puede complementar con otras técnicas para optimizar el resultado. Si bien el lifting puede darle un aspecto más juvenil, descansado y agradable a la persona, no detiene el proceso de envejecimiento.  

La mayoría de los liftings se hacen bajo anestesia general.  

Las incisiones se ubican en zonas donde pueden ocultarse con el cabello y donde sean disimulables en los pliegues naturales de la cara. Luego de la cirugía se coloca un vendaje compresivo que se retira en uno a cinco días. Normalmente la cara tendrá un aspecto pálido, hinchado y con algunos hematomas que mejorara en las semanas siguientes. La zona operada no tendrá sensibilidad la cual se recuperara en semanas o meses. La mejoría es evidente a partir de la tercera semana. 

La mayoría de los pacientes vuelven al trabajo entre diez días y dos semanas después de la operación. 

Por otro lado el minilifting corresponde a ser una técnica moderna y mucho menos invasiva que realizar un lifting facial en pacientes que presenten envejecimiento facial y flacidez leve a moderada. Científicamente conocido como MACS- Lift (Minimal Access Craneal Suspension Lift), esta intervención consiste en realizar un acceso mínimo (cicatriz. mínima) para reposicionar la grasa y la musculatura facial así como también permite realizar un tensado de la piel principalmente de forma vertical lo cual genera resultados completamente naturales. El objetivo principal del mini-lifting es que las incisiones sean  más pequeñas, con un tiempo quirúrgico reducido y en general que el procedimiento sea menos traumático para obtener una recuperación mucho más rápida comparado con el Lifting convencional.