Lip lifting

Llamamos lifting subnasal o lip lifting a la técnica quirúrgica que tiene como finalidad la modificación de las dimensiones de la porción cutánea del labio superior, o parte blanca del mismo, y de la parte roja de dicho labio, denominada porción bermellón, con el fin de mejorar las proporciones entre ambos segmentos del labio, así como mejorar la visualización de los incisivos centrales, mientras la zona está en reposo. 

La intervención se suele realizar con anestesia local, o anestesia local más sedación y analgesia del paciente.  

A lo largo de los días o semanas posteriores pueden ser visibles signos de inflamación de la zona o formación de costras. Pueden aparecer hematomas postoperatorios en el área adyacente. Todo ello irá desapareciendo paulatinamente. El proceso de desinflamación es asimétrico, pudiendo parecer un lado diferente al contrario. 

Como es lógico, como consecuencia de la incisión realizada, aparece una cicatriz que queda disimulada por la propia unión entre la base nasal y la porción más alta del labio. 

Los efectos definitivos de la operación puede que no se alcancen hasta pasados los 6 y 12 meses. Todo ello es muy variable en dependencia de las condiciones de cada paciente: el tipo de piel, la mímica o gestualidad del mismo, los tratamientos habituales del paciente, etc.