Plasma para tensado de la piel

El Plasma es un procedimiento revolucionario mínimamente invasivo que utiliza energía de plasma para tensar la piel en cualquier parte de la cara y del cuerpo. Contrae la piel y mejora su readaptación a la nueva forma corporal. 

El Plasma se produce cuando el gas helio/argon se estimula por energía producida por radiofrecuencia.  

El plasma es más frío que la energía del láser, lo que hace que el Plasma sea un procedimiento más seguro con menos riesgo y daño al tejido, ofreciendo a los pacientes una rápida recuperación.  

Beneficios del Plasma: 

  • Tensión de la piel hasta un 60 % en los mejores casos 
  • Mejora la elasticidad. 
  • Elimina arrugas. 

El tratamiento de Plasma está indicado para hombres y mujeres con diferentes tipos de piel y grupos de edad de entre 30 a 80 años. El Plasma es ideal para aquellos con flacidez leve a moderada, o como alternativa terapéutica en aquellas personas que no desean cicatrices adicionales. Se recomienda un tratamiento quirurgico tradicional para aquellas personas con flacidez moderada, severa que presenten estrías o comorbilidades que alteren la producción de colageno como tabaquista, edad avanzada, enfermedades del colageno, entre otras. El Plasma no reemplaza a la cirugía tradicional, pero sirve como alternativa en los casos mencionados o como complemento para mejorar el tensado de la piel. Los resultados son variables dependiendo de muchos factores. Los resultados se van obteniendo con el tiempo ya que se estimula la producción de nuevo colageno por parte del cuerpo del paciente. Los resultados se obtienen luego de 9 meses de realizado el procedimiento.