Radiofrecuencia:

La radiofrecuencia es un tratamiento estético utilizado para combatir la flacidez del rostro o del cuerpo, siendo muy eficaz para eliminar arrugas, líneas de expresión e inclusive grasa localizada y también la celulitis, siendo un método seguro con efectos duraderos.

El aparato de radiofrecuencia eleva la temperatura de la piel y del músculo aproximadamente a 41º C y esto contrae el colágeno existente y aumenta la producción de más fibras de colágeno y de elastina, dándole más firmeza a la piel.

Saber más

Además de esto, la elevación de la temperatura rompe las membranas de las células de grasa, haciendo con que esta sea eliminada del cuerpo. Es decir, consiste en generar calor a través de ondas de radiofrecuencia para provocar la estimulación celular y la mejora del sistema linfático. 

 

Los resultados pueden observarse en los primeros días luego de la primera sesión y el resultado es progresivo, por esto, cuanto más sesiones se haga la persona, mejores serán los resultados. La sesión de radiofrecuencia dura 30 minutos aproximadamente y se recomienda un intervalo mínimo de 15 días entre cada sesión. 

 

El número de sesiones de radiofrecuencia que se realizan dependerá de los objetivos del paciente y de sus características.

 

Al terminar cada sesión de radiofrecuencia es normal que la piel presente algo de enrojecimiento que tarda muy poco tiempo en irse, por lo que la persona puede regresar a su rutina normal enseguida.

 

Este procedimiento tiene como contraindicaciones: embarazo y lactancia, cardiopatías, alteraciones de la coagulación, enfermedades neuromusculares, implantes recientes de colágeno, tener alguna prótesis metálica, marcapasos u obesidad mórbida.

 

Indicacion

 

Es un tratamiento indicado para diversas condiciones, entre ellas:

 

  • Reducir arrugas
  • Mejorar la apariencia de la piel y de las cicatrices
  • Mejorar la calidad del colágeno y la elastina
  • Mejorar la microcirculación y el sistema linfático
  • Mejorar la hidratación de la piel
  • Acelerar la eliminación de toxinas
  • Reducir la celulitis
  • Combatir las estrías y las fibrosis
  • Combatir la grasa localizada 
  • Reducir la flacidez