Ultracavitación:

La ultracavitación es un tratamiento de tipo reductor indoloro y no invasivo, cuyo objetivo es eliminar los depósitos de grasa presentes en el cuerpo sin la necesidad de llevar a cabo una intervención quirúrgica. Así, la ultracavitación favorece el modelado del contorno general del cuerpo a la vez que elimina problemas como la celulitis.

El proceso consiste en la aplicación de ultrasonidos a baja frecuencia en la zona a tratar que, a través de la piel, logran disolver las células adiposas para que luego sean eliminadas a través de la orina o el sistema linfático.

Saber más

Pueden tratarse zonas como los muslos, las caderas, los brazos y el abdomen. A través de la aplicación de ultrasonidos se consigue eliminar el exceso de grasa a la vez que se rejuvenece el aspecto de la piel.

Las sesiones de ultracavitación son muy efectivas y los cambios se perciben desde la primera aplicación. Con el paso del tiempo se consigue la reducción de entre 4 a 15 cm., dependiendo el caso. 

La cantidad de sesiones que se deben llevar a cabo, dependerá del grosor del panículo adiposo a tratar, las características del paciente y la/s zona/s corporal/es a tratar. Por lo general, se recomiendan un mínimo de 10 sesiones, pero esto es variable según el caso.

 

Recomendaciones

 

Para garantizar una mayor efectividad de este tratamiento se recomienda:

 

  • Realizar una dieta hiperproteica y limitar el consumo de alcohol.
  • Ingerir gran cantidad de agua, antes y después del tratamiento. 
  • Realizar ejercicio físico.  
  • Usar de una faja compresiva en la zona tratada.



Resultados

 

Además de disminuirse visiblemente el panículo adiposo, es habitual que después de cada sesión, la zona tratada se sienta más blanda al tacto; eso se debe a que la grasa debajo del tejido se volvió una sustancia semilíquida.

Asimismo, este tratamiento mejora la apariencia de la celulitis y estimula la circulación sanguínea.

Es fundamental que, luego de realizar el tratamiento, la persona mantenga la zona tratada con una prenda compresiva, ya que esto ayuda a modelar la zona, reducir las probabilidades de flacidez y ayudar a que el tejido se adapte a su nuevo contorno.

Se puede combinar y potenciar sus efectos con otros tratamientos como la presoterapia, el ultrasonido o la radiofrecuencia.

 

Indicación

 

El tratamiento con ultracavitación es sumamente beneficioso para quienes presentan un panículo adiposo localizado de más de 4 cm de espesor, están en su peso óptimo, hacen actividad física y llevan una alimentación equilibrada. 

Es muy importante aclarar que no es un tratamiento para perder peso.

Además, mejora los resultados de una liposucción gracias a que ésta ayuda a moldear la forma del cuerpo, favoreciendo la apariencia de la piel intervenida. 

 

Por otro lado, este procedimiento está contraindicado en personas con enfermedades autoinmunes, con insuficiencia renal o hepática y en mujeres embarazadas o en período de lactancia.