Tratamientos íntimos

Cirugía intima femenina

¿Qué es?

Tratamientos estéticos dirigidos a mejorar el aspecto de la vagina y de la vulva, así como a devolverle su funcionalidad.

woman in black jacket on naked body posing on black background covering genitals
unrecognizable woman examining genital area with magnifying glass as a women's health concept

Labioplastia:

Se trata de un procedimiento quirúrgico orientado a mejorar la apariencia estética de la zona vaginal para aumentar el bienestar íntimo de la paciente. La pérdida de tono y firmeza en los labios vaginales es, principalmente, la razón más frecuente para someterse a esta cirugía. La labioplastia es una cirugía de remodelación de los genitales externos femeninos que permite devolver a los labios menores su tamaño y aspecto naturales, con unas proporciones normales.

Saber más

Esta intervención permite corregir alteraciones morfológicas, desequilibrios de tamaño entre un labio y el otro, o de apariencia de la zona sin alterar su funcionalidad, mediante la aplicación de diferentes técnicas adecuadas a cada paciente.

 

Cuando los labios menores son excesivamente grandes presentan una forma irregular y anómala. Es entonces cuando se realiza una reducción y corrección de los mismos. Por otro lado, la labioplastia también permite aumentar y remodelar los labios mayores a través de la aplicación de infiltraciones con ácido hialurónico o con relleno graso.

 

Se trata de una cirugía menor, ya que es un proceso ambulatorio que se realiza con anestesia local o sedación. Esto hace que la recuperación en el postoperatorio sea mucho más rápida y cómoda.

 

Es recomendable hacer reposo durante las 24 o 48 horas luego de la intervención. La inflamación irá disminuyendo con los días y los puntos se caerán de forma natural. La reincorporación al trabajo depende de cada persona, aunque lo habitual es hacerlo transcurrida la primera semana. Se sugiere no mantener relaciones sexuales durante dos a tres semanas.

INTERVENCIÓN

30 - 60 Minutos

ANESTESIA

Local / Sedación

Close-up beautiful luxury slim girl in a coral orange bikini lying on a lounger massage

Liposucción vaser del monte de venus:

La liposucción vaser de pubis o monte de Venus corrige el volumen excesivo del tejido graso de la parte superior de los labios mayores y da un aspecto más armónico de la zona. En ocasiones, la grasa que se acumula sobre la zona genital es excesiva y, además, no desaparece con la pérdida de peso. Esto puede producir un aspecto antiestético y desproporcionado.

La liposucción de monte de Venus consiste en realizar una pequeña liposucción de la zona para eliminar el exceso de tejido adiposo. Para ello se realizan unas mini incisiones en la zona del pubis y, a través de unas cánulas muy finas, se eliminan los cúmulos de grasa del pubis dejando un aspecto proporcionado.

Es un procedimiento corto y tiene una recuperación rápida y mínimamente molesta. Suele realizarse bajo anestesia local, o local con sedación, o anestesia general si se combina con otro tipo de cirugía más amplia. 

Durante las primeras semanas se debe llevar una faja que ayude a comprimir la zona.

Saber más

Esta intervención permite corregir alteraciones morfológicas, desequilibrios de tamaño entre un labio y el otro, o de apariencia de la zona sin alterar su funcionalidad, mediante la aplicación de diferentes técnicas adecuadas a cada paciente.

 

Cuando los labios menores son excesivamente grandes presentan una forma irregular y anómala. Es entonces cuando se realiza una reducción y corrección de los mismos. Por otro lado, la labioplastia también permite aumentar y remodelar los labios mayores a través de la aplicación de infiltraciones con ácido hialurónico o con relleno graso.

 

Se trata de una cirugía menor, ya que es un proceso ambulatorio que se realiza con anestesia local o sedación. Esto hace que la recuperación en el postoperatorio sea mucho más rápida y cómoda.

 

Es recomendable hacer reposo durante las 24 o 48 horas luego de la intervención. La inflamación irá disminuyendo con los días y los puntos se caerán de forma natural. La reincorporación al trabajo depende de cada persona, aunque lo habitual es hacerlo transcurrida la primera semana. Se sugiere no mantener relaciones sexuales durante dos a tres semanas.

RECUPERACIÓN

3 - 5 días